JORNADA “1 DÍA + RÍO – BASURA”…MÁS DEL 70 % DE LO RECOLECTADO SON PLÁSTICOS…DICIEMBRE 2018…

La jornada “1 Día + Río – Basura” reunió a más de 150 voluntarios/as, que durante todo el día realizaron tareas de concientización a lo largo de la costanera del Río Paraná y recolectaron residuos de ambas márgenes.

Los resultados alarman: alrededor de 1000 kg de residuos, más del 70% son plásticos, material que demora cientos de años en degradarse y no es reincorporado a los ciclos naturales. Coca Cola es la empresa cuyos productos se encontraron en más abundancia, repitiéndose lo observado en la jornada realizada en 2017.

“Es urgente que las empresas se responsabilicen por los impactos ambientales de sus productos y se desarrollen políticas públicas que pongan un fuerte énfasis en la reducción de descartables y en el mayor uso de envases reutilizables”, señaló el conjunto de organizaciones a cargo de la actividad.

La jornada desarrollada el domingo 18 de noviembre, que ya había tenido lugar en 2016 y 2017, fue impulsada por 9 organizaciones e instituciones de Rosario y Villa Constitución que se unieron en pos de visibilizar la problemática que representan los residuos y su impacto, particularmente en los humedales: los ecosistemas que nos rodean, que son vitales para el mantenimiento del equilibrio ecológico, regular y depurar los caudales de agua, y son fuente de sustento de miles de personas.

Durante la mañana se visitaron 15 guarderías, clubes náuticos y algunos puntos característicos de la ciudad, como La Florida y La Fluvial. Allí se repartieron bolsas para que aquellos que salieran al río, pudieran no sólo traer su propia basura, sino también un poco más. Mientras tanto, voluntarios/as explicaban el sentido de la actividad y la problemática a quienes disfrutaban de un lindo día en el río.

 

También se realizaron acciones concretas de limpieza en ambas márgenes del río. Se estima que se juntaron alrededor de 1000 kilogramos de residuos y se estudiaron unos 400 kg. Los resultados son alarmantes: más del 70% del peso total son plásticos y más del 90% si consideramos la cantidad de ítems, un material que demora cientos de años en degradarse, por lo que no es reincorporado a los ciclos naturales.

Estos plásticos, cuando llegan a las corrientes de agua, tienen un gran impacto en los animales que allí habitan, que en muchos casos los confunden con comida y los ingieren. Y así, no sólo perjudican la fauna, sino que también ingresan a la cadena trófica y pueden llegar hasta nuestros platos. En las últimas semanas, se dio a conocer el primer estudio científico donde se encontraron microplásticos en heces humanas.

Los objetos más abundantes fueron botellas plásticas descartables de bebidas, representando un 25% del peso total y un 40% en cantidad de ítems, convirtiendo a este producto en el residuo más importante en el total recolectado. Los siguientes objetos más abundantes fueron envoltorios plásticos, principalmente de productos alimenticios, representando el 20% de los ítems identificados.

En tercer lugar se encontró una enorme cantidad de vajilla descartable de plástico, particularmente sorbetes plásticos, así como una gran cantidad de plástico rígido y telgopor. En cuanto al telgopor es para destacar que una gran parte del mismo es imposible de sacar del río por encontrarse ya fragmentado en forma de miles de partículas.

Finalmente sorprendió la gran cantidad de latas de bebidas encontradas, en una proporción notablemente mayor que en la jornada “Más río, menos basura” realizada en 2017. “Esto es consecuencia de la decisión de las empresas de vender cada vez más sus productos en envases descartables, en vez de los retornables”, señalaron desde las organizaciones.

Estos resultados son evidencia contundente, no sólo de la urgencia de responsabilizarnos como ciudadanos y hacer una correcta disposición de nuestros residuos, sino también de tomar conciencia de la importancia de reducir el consumo de descartables. Invita también a reflexionar sobre el rol que debieran asumir las empresas, que son quienes han impuesto este modelo insustentable de producción y consumo.

 

Responsabilidades individuales, empresariales y del Estado

Dentro de la planificación del trabajo, las organizaciones buscaron identificar las empresas responsables de poner en el mercado los productos cuyos restos se encontraron en el río Paraná.

 

Dentro de la categoría envases de bebidas, que resultó ser la más importante, la empresa que comercializó la mayor parte de botellas encontradas es Coca Cola; le siguen Produnoa (marca Secco), Danone (Levite), PepsiCo y Pritty.

Con respecto a los envoltorios plásticos, la empresa cuyos envoltorios más se encontraron en el río es Arcor. Y en relación a las latas de bebidas halladas, en su mayoría correspondían a las empresas CCU Argentina (marca Schneider, entre otras) y Quilmes. Por lejos, Coca Cola es la empresa cuyos productos más se encontraron en el río, repitiéndose lo observado en la jornada del 2017. Entre los ítems identificados de las 8 empresas mencionadas, sólo Coca Cola es responsable del 35%.

“Es urgente que estas empresas se responsabilicen por los impactos ambientales de sus productos y se desarrollen políticas públicas que pongan un fuerte énfasis en la reducción de descartables y en el mayor uso de envases reutilizables”, señalaron desde las organizaciones.

A nivel global hay un fuerte debate sobre el problema que representan los plásticos utilizados para envases y envoltorios descartables. 8 millones de toneladas de plásticos llegan anualmente a los océanos. Sin embargo, los plásticos no pueden ser asimilados por la naturaleza ni tampoco es viable reciclarlos completamente. Además, en el otro extremo, su producción dilapida recursos agotables, contribuye al cambio climático, destruye territorios y contamina las ciudades.

Respecto a la responsabilidad individual, a partir de las conversaciones de los voluntarios con gente que manifestaba a nivel personal ocuparse de sus propios residuos, las organizaciones destacaron: “es necesario como ciudadanos trascender la mirada individual centrada sólo en la higiene, para pensar en cómo nos vinculamos como sociedad con nuestro entorno, y empezar realmente a cuestionar el consumo de tantos artículos descartables”.

También se constató la escasa información con que cuenta la ciudadanía en cuanto a las modalidades de separación existentes en la ciudad. Este es un dato que las organizaciones consideran preocupante habiendo pasado ya 10 años desde la aprobación de la ordenanza Basura Cero.

El conjunto de organizaciones participantes espera que esta jornada sea una nueva oportunidad para que más personas tomen conciencia de la situación y se sumen al debate sobre las estrategias requeridas para que jornadas como ésta, dejen de ser necesarias.

Organizaron:

Acuario del Río Paraná / Servicio Solidario UCEL / El Paraná NO se toca / Taller Ecologista / STS Rosario / Voluntarios Greenpeace Rosario / CRoA – Club Rosarino de Acuarismo / Isla del Sol Reserva Natural de Villa Constitución / S.O.S Life!

 

 

 

 

LA LEY DEL MÁS FUERTE: ACERCA DE LAS MEGATORRES EN CÓRDOBA Y CORRIENTES…DICIEMBRE 2018

 

Una recorrida para conversar con vecinos y comerciantes de la zona del proyecto arroja lo que el Ejecutivo Municipal y muchos concejales minimizan: construir torres de hasta 25 pisos en pleno centro de Rosario, en una de las zonas con más movimiento de la ciudad, traerá más caos vehicular, más ruido, más contaminación, y no será nada fácil convivir con una obra que durará seis años, pero que bien podría extenderse hasta doce según lo que el Concejo pretende aprobar. Más de 4.000 personas ya firmaron una petición para frenarlo. Reclamamos al Concejo la realización de una AUDIENCIA PÚBLICA para debatir qué ciudad queremos y que no sean los negocios los que gobiernen sobre los derechos de la población.

Hace diez días llegó al Concejo Municipal un “Estudio de Prefactibilidad Ambiental” que pretende lavarle la cara al proyecto y decir que se trata de una construcción con “valores sustentables”, según se lee en sus páginas. El Estudio fue realizado por una consultora contratada por la empresa titular del proyecto. Carente de imparcialidad, durante varias páginas no queda claro si se está leyendo un folleto publicitario o un estudio técnico objetivo.

El estudio presenta gran cantidad de aseveraciones que NO SON CUANTIFICADAS, sino meras expresiones cualitativas sin justificaciones técnicas ni demostraciones. Se toman como referencias soluciones estándar adoptadas en otras ciudades que no tienen nada que ver con las características de la nuestra, justamente en contraposición al concepto REAL de sustentabilidad. El documento NO ANALIZA en ningún lugar uno de los principales argumentos en contra del proyecto, que además es un aspecto consignado en la Ordenanza 8814, el mayor flujo vehicular derivado de las actividades que se desarrollen en el complejo.

En consecuencia no puede dar cuenta de los impactos asociados, como la mayor congestión, la mayor contaminación del aire, incremento de ruidos y emisiones de Gases de Efecto Invernadero. En línea con la poca seriedad del informe, se hacen aseveraciones como: “la instalación de jardines verticales y techos verdes mejora la calidad de aire del entorno”, pero NO hay un solo cálculo o justificación que cuantifique el orden de este resultado, o por ejemplo, LO CONTRASTE con la contaminación agregada por el incremento de automóviles que el proyecto traerá al área central.

En conexión con lo anterior, el estudio pretende establecer una línea de base respecto a la contaminación del aire y ruidos. El mensaje que pretende dar es que actualmente no habría valores de contaminación que sean motivo de preocupación. Dicho de otra manera: presuntamente hay margen para empeorar un poco la situación.

 

Sin embargo los análisis que realizan para dar cuenta de la situación actual son totalmente insuficientes: como ejemplo, para evaluar la calidad de aire se midieron algunos parámetros en 4 puntos durante 20 MINUTOS; pero no es posible extrapolar lo que ocurre con el aire en una ciudad a partir de tan sólo 20 minutos de datos. Esto se contradice, además, con la información que Taller Ecologista obtuvo hace algunos años a partir de una demanda judicial al Municipio. Los datos indicaban que los valores de contaminación del aire superaban frecuentemente lo recomendado por la OMS. No hay por qué aceptar que por no estar tan mal, aun si ese fuera el caso, se justifica que se pueda presionar aún más sobre la situación.

Otro de los puntos que las organizaciones planteamos es la pérdida de acceso al sol por parte de vecinos del entorno. El estudio apenas da una argumentación cualitativa sosteniendo que “no generaría un cambio significativo en relación con la sombra que actualmente reciben las manzanas aledañas”, sin presentar siquiera un estudio o cálculo de proyección de sombras. Las organizaciones, con muchos menos recursos, realizamos una proyección preliminar que difundimos meses atrás y que muestra que principalmente los vecinos de calle Rioja quedarán en gran medida privados del sol.

Las megatorres además serán consumidores voraces de energía. Todo el parque solar inaugurado recientemente con bombos y platillos en la ciudad de San Lorenzo no alcanzaría para cubrir ni siquiera un quinto del consumo eléctrico estimado de las torres (suponiendo que consume efectivamente una potencia igual a la mitad de la que están solicitando a la EPE). Las medidas de eficiencia energética con las que la empresa defiende el proyecto sólo buscan pintar de verde un proyecto que por otro lado prevé un consumo energético muy elevado.

No nos oponemos a que se desarrolle en ese lugar algún proyecto edilicio, pero consideramos que debería tener alturas razonables similares a las que se le autoriza a cualquier otro vecino en el centro.

Hay otros aspectos a cuestionar del estudio que concluye “el proyecto es superador a las obras convencionales, el cual apunta a desarrollar la obra en armonía con su entorno integral” y hojas más adelante plantea romper 250 metros de veredas para reforzar el abastecimiento de agua potable de las megatorres.

Pero cabe destacar que la mera realización de un estudio de estas características, incluso si estuviera bien hecho, no es suficiente para decidir sobre un proyecto de esta magnitud. Los vecinos y otros actores como profesionales, organizaciones e instituciones de la ciudad tienen derecho a ser convocados a opinar. Se trata de una obra que rompe el perfil del centro de la ciudad al triplicar las alturas habituales en esa zona.

A la fecha en la plataforma Hagamos Eco, más de 4.000 personas firmaron una petición en contra del proyecto. Reclamamos al Concejo la realización de una AUDIENCIA PÚBLICA para poder debatir sobre qué ciudad queremos y que no sean los negocios los que mandan y fuerzan decisiones políticas.

 

VOLUNTARIOS DE GREENPEACE ROSARIO Y TALLER ECOLOGISTA.

SOBRE LA RECIENTEMENTE FINALIZADA CONFERENCIA DE LA ONU SOBRE CAMBIO CLIMÁTICO CELEBRADA EN LA CIUDAD POLACA DE KATOWICE (3 A EL 14 DE DICIEMBRE DEL 2018)…COMPARTIMOS LA OPINIÓN DEL PRESTIGIOSO DOCUMENTALISTA SIR DAVID ATTENBOROUGH…

David Attenborough: “El colapso de la civilización está en el horizonte”

El veterano naturalista británico llama a los líderes del mundo a que actúen de inmediato, pues “el tiempo se acaba”.

El popular naturalista británico David Attenborough ha afirmado este lunes que el colapso de la civilización y el mundo natural “está en el horizonte”, durante la Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático (COP24), que se celebra en la ciudad polaca de Katowice.

El veterano defensor de la naturaleza, de 92 años, fue elegido para representar a la sociedad civil y dirigirse directamente a delegados de casi 200 naciones que se encuentran en Katowice para negociar cómo hacer realidad las promesas del Acuerdo de París de 2015.

“En este momento nos enfrentamos a un desastre obra del hombre a escala global, nuestra mayor amenaza en miles de años: el cambio climático”, subrayó Attenborough. “Si no actuamos, el colapso de nuestras civilizaciones y la extinción de gran parte del mundo natural está en el horizonte”, advirtió.

Asimismo, el conservacionista británico explicó que “el tiempo se acaba” y llamó a los líderes del mundo a que actúen. “La continuación de las civilizaciones y el mundo natural del que dependemos está en sus manos”, subrayó Attenborough.

Por último Attenborough instó a todos a utilizar el nuevo ‘chatbot’ ActNow de las Naciones Unidas, diseñado para dar a la gente poder y conocimiento con vistas a que adopten medidas personales contra el cambio climático.

La COP24 abrió el 3 de diciembre y se prolongará hasta el próximo 14 de diciembre. La conferencia cuenta con la participación de unos 30.000 delegados de casi 200 países.

El sábado pasado EE.UU. reiteró en la cumbre del G20 en Argentina que se retira del Acuerdo de París. Los demás miembros del grupo de los países industrializados, entre ellos China, reafirmaron su compromiso con el cumplimiento del pacto alcanzado en 2015.

El Acuerdo de París estipula cómo limitar el desarrollo del cambio climático y desacelerar el calentamiento de la Tierra, con el objetivo a largo plazo de mantener el aumento de la temperatura media mundial muy por debajo de 2°C sobre los niveles preindustriales y limitar el aumento a 1,5°C.