En este número compartimos dos reclamos, valientes y lúcidos, que emergen desde nuestro litoral, por un lado y desde un “colectivo” de ONGs, entre las que estamos, le decimos NO a la extracción de arenas que saldrán desde playas entrerrianas para el cuestionado fracking que se lleva adelante en Vaca Muerta, Neuquén… También compartimos un reclamo de la litoraleña “Red Delta”…

Setiembre también será el mes en dónde comienza el juicio por el asesinato de la líder indígena Berta Cáceres en la noche del 2 de marzo de 2016 en Honduras como consecuencia de su oposición al proyecto hidroeléctrico Agua Zarca en el río Gualcarque, compartimos el posicionamiento de Greenpeace….

 

LE DECIMOS NO A LA EXTRACCIÓN DE ARENA ENTRERRIANA PARA FRACKING EN VACA MUERTA…

Organizaciones ambientalistas y sociales de Entre Ríos y de otras provincias argentinas, dieron a conocer hoy un documento que denuncia el avance de actividades extractivistas en la región. Concretamente señalan el proyecto de construcción de un puerto, en Diamante, para extraer arenas silíceas con destino a Vaca Muerta. Aquí el texto completo.

“Las organizaciones que trabajamos en defensa de nuestro río en toda su rica extensión, como una vena natural que alimenta la esperanza de un futuro sustentable, nos vemos hoy en la obligación de llevar al debate público una situación que pone en contradicción el decir y el hacer de los Gobiernos, en este caso de la provincia de Entre Ríos.

Con creciente preocupación observamos  el avance de las actividades extractivas en nuestra región con la imprescindible anuencia de las autoridades provinciales y municipales.

Hace pocos días se dio a conocer a través de los medios de comunicación un nuevo emprendimiento que hace foco en la ambición extractiva sobre el río Paraná.

La Empresa ‘Arenas Argentinas del Paraná’, como miembro de Jan De NulGroup-líder mundial en actividades de dragado- anunció su desembarco en la ciudad de Diamante, donde prevén la construcción de un puerto para extraer arenas silíceas, que luego serán tamizadas y despachadas directamente a Vaca Muerta. Así lo afirmó el vocero de la Empresa.

Con una inversión de 5 millones de dólares y la promesa de generar 60 puestos de trabajo, el proyecto esconde facetas que necesariamente deben ponerse a consideración en el debate público.

La primera refiere al lugar de extracción. Se trata del Río Paraná en el área de amortiguación del Parque Nacional Pre Delta -hoy Sitio RAMSAR- protegido especialmente en función de sus humedales, de un incalculable valor natural ya no sólo para nuestra región, sino para todo el planeta, en virtud de una premisa incontrastable: defender el agua es defender la vida.

En ese sentido, además, hay una fuerte contradicción del gobierno provincial: mientras Entre Ríos fue la primer provincia en prohibir la fractura hidráulica para la extracción de hidrocarburos en abril de 2017, se presenta como una rica proveedora de arenas con destino a una práctica de consecuencias fatales que aquí fue celebradamente vedada.

El destino de la arena en este caso, lo dijo la empresa, es Vaca Muerta, la principal formación geológica de Argentina, tanto de shale oil o petróleo de esquisto y shale gas o gas de lutita.

Las arenas silíceas resultan un insumo esencial para las actividades extractivas hidrocarburíferas y se han convertido en el ‘nuevo oro’.

Haber prohibido el fracking -una actividad altamente contaminante y depredadora- en todo el territorio provincial no representa impedimento para las empresas y para las autoridades que legitiman estas extracciones en la región. Más aún, los impactos ambientales, sociales y en la salud que conlleva esta actividad no son abordados de manera integral.

Pieter Jan De Nul, representante del grupo belga, manifestó la importancia de los puestos de trabajo para la población de la zona. De lo que no hay referencias es de los riegos que asume un trabajador de la especialidad. Silicosis se llama la enfermedad pulmonar irreversible producida por el contacto continuo al inhalar un polvo que contiene pequeñas partículas de un material duro que se denomina sílice –presente en altos porcentajes en este tipo de arenas-.

Como organizaciones que trabajamos día a día en función de construir e imaginar una transición democrática hacia sociedades sustentables, es que necesitamos compartir esta preocupación frente a un proyecto del cual sólo se conoce su finalidad extractivista, pero se carece de la debida información pública respecto a sus alcances y contenido de los estudios de impactos ambientales. Tampoco existe, en este proceso, ninguna iniciativa tendiente a la participación ciudadana, por lo que en definitiva no respeta las normas y los sentidos más valiosos  establecidos en nuestra Carta Magna para el cuidado del patrimonio común de todos los entrerrianos.

Por esa razón, las organizaciones aquí firmantes exigimos respuestas a nuestras oportunas solicitudes de información y nos declaramos en estado de alerta para defender el valor más preciado que tenemos en nuestra región: la fuerza de la naturaleza y la verdad del agua.

Fundación CAUCE Cultura Ambiental Causa Ecológica; Movimiento por Entre Ríos Libre de Fracking; Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN) Buenos Aires; Taller Ecologista, Rosario; Foro Ecologista de Paraná; Observatorio Petrolero Sur; Casa Río, La Plata; Red Delta; Taller de Comunicación ambiental, Rosario; El Paraná No se Toca, Rosario; Programa de Extensión “Por una nueva economía, humana y sustentable” de la carrera de Comunicación Social de la UNER; Proyecto Tierra, Paraná; La Tribu del Salto, Paraná; Foro Ambiental Waj Mapu, Chajarí; Asamblea Paraná sin Agrotóxicos¸ Colectivo de Trabajadores por la Ventana; Espiral Huerta Ecológica;  Docentes por la libertad de los ríos; Agmer Seccional Paraná, Conciencia Solidaria Santa Fe; Cátedra Abierta de Soberanía Alimentaria.”

 

LA “RED DELTA” RECLAMÓ AL GOBIERNO NACIONAL LA PARTICIPACIÓN DEMOCRATICA EN EL DISEÑO DE POLÍTICAS PÚBLICAS…

Las organizaciones socioambientales que integran la “Red Delta” manifestaron su descontento y total rechazo a la metodología utilizada en el taller “Delta del Paraná. Proyectos Estratégicos para el desarrollo sustentable”, organizado por la Secretaría de Política Hídrica de la Nación. El conjunto de organizaciones participa de estos espacios desde hace más de 10 años y ve con preocupación la falta de “democracia ambiental” en el diseño de políticas públicas para el Delta del Paraná.

En el marco del convenio de cooperación entre Argentina y Holanda, la Secretaría de Infraestructura y Política Hídrica junto al Instituto Nacional del Agua (INA) y Deltares (consultora holandesa) realizó este miércoles 29 de agosto en la ciudad de Campana, el taller “Delta del Paraná. Proyectos Estratégicos para el desarrollo sustentable”.

A este encuentro participativo fueron invitados representantes de gobiernos provinciales, universidades, centros de investigación y organizaciones de la sociedad civil. Taller Ecologista, de la ciudad de Rosario, concurrió en representación de las organizaciones que integran la Red Delta: Cauce (Paraná), Casa Río (La Plata), Centro Ecologista Renacer (Villa Constitución), FARN (CABA), El Paraná No Se Toca y Taller de Comunicación Ambiental (Rosario).

Para sorpresa de las asistentes -que vienen participando desde hace más de diez años en espacios de trabajo sobre el Delta, organizados por gobiernos- dicho taller asumió una dinámica inusual: los facilitadores utilizaron el inglés para comunicarse con los asistentes; circunscribieron  las actividades a proyectos estratégicos predefinidos por los organizadores (sin remitir previamente la información); y sólo se refirieron al Delta Bonaerense, dejando de lado a las secciones de Santa Fe y Entre Ríos, ésta última provincia con la mayor superficie del territorio del Delta.

Frente a esta preocupante situación, las organizaciones remitieron una nota al Presidente del INA, Ing. Pablo Spalletti, para manifestarle “su descontento y total rechazo a la metodología utilizada para el desarrollo del taller”. Asimismo le informaron que “no avalarán documentos que surjan fruto del taller, ni nuevas reuniones bajo esta modalidad”, y reclamaron por el ejercicio de una “democracia ambiental” necesaria que garantice una amplia convocatoria a los Estados con jurisdicción en el Delta, y permita “poner en valor y acción el PIECAS-DP”.

El Plan Integral Estratégico Para la Conservación y Aprovechamiento Sostenible del Delta del Paraná (PIECAS-DP), elaborado por el gobierno nacional y las tres provincias con jurisdicción en el Delta (Santa Fe, Buenos Aires y Entre Ríos) a partir del año 2008, contempla los lineamientos básicos para el ordenamiento ambiental del territorio.

 

GREENPEACE DEMANDA UN JUICIO JUSTO PARA BERTA CÁCERES Y RECUERDA QUE LOS AUTORES INTELECTUALES AÚN ESTÁN LIBRES…

En vísperas del comienzo del juicio por el asesinato de Berta Cáceres – lunes 17 de septiembre- en Tegucigalpa (Honduras), que durará hasta el 19 de octubre, Greenpeace demanda un juicio justo y ejemplarizante para los responsables del asesinato de esta activista hondureña y la tentativa de asesinato del líder ambiental mexicano Gustavo Castro. Greenpeace, en apoyo a la ONG a la que pertenecía Cáceres, COPINH, exige que también se persiga y enjuicie a las personas que ordenaron y planificaron este crimen.

El asesinato de la líder indígena en la noche del 2 de marzo de 2016 se produjo en Honduras como consecuencia de su oposición al proyecto hidroeléctrico Agua Zarca en el río Gualcarque, aprobado en 2013 y que atenta contra la supervivencia de la comunidad indígena Lenca, a la que Berta pertenecía. Ella y la organización que coordinaba (COPINH, Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras) fueron sus principales opositores.

“Reclamamos justicia para Berta, y una sentencia que contemple todo el proceso de criminalización por parte de quienes planificaron y ordenaron el asesinato, que aún están libres. Berta fue un ejemplo para todos los que trabajamos para cuidar el planeta. Su lucha es la guía de muchos activistas que continúan denunciando los delitos ambientales en el mundo”, dijo Leonel Mingo, miembro del área de campañas de Greenpeace Andino.

Tras el arresto de los sicarios, en noviembre de 2017 el Grupo Asesor Internacional de Personas Expertas (GAIPE) hizo público un informe donde relataba los resultados del análisis de los mensajes de texto, llamadas, correos electrónicos, imágenes y otras pruebas en los teléfonos de las personas imputadas. El informe concluía que la planificación, ejecución y encubrimiento del asesinato de Berta Cáceres había comenzado ya en noviembre de 2015. Además, el análisis de GAIPE concluye que tanto la empresa de seguridad de la compañía constructora del proyecto (DESA, Desarrollos Energéticos S.A.), como las autoridades hondureñas y las entidades financiadoras jugaron un papel en la trama que acabó con su vida.

El pasado julio Global Witness presentó su informe anual “¿A qué precio?”, que recoge el asesinato durante 2017 de, al menos, 207 personas en todo el mundo por defender los derechos humanos, su tierra y el medioambiente. Durante el año pasado aumentaron significativamente los asesinatos relacionados con la agricultura y el acaparamiento de tierras para cultivos como el aceite de palma, destinados al comercio de productos de consumo y uso diario. Según la organización, la cifra real de asesinatos es seguramente mayor.

 

SERGIO RINALDI

TALLER DE COMUNICACIÓN AMBIENTAL

tallerdecomunicacionambiental@gmail.com