Este 8 de junio a las 10, el cementerio abrirá sus puertas para que rosarinos, rosarinas y turistas recorran el arte, la historia y conozcan sepulturas de autoras y autores locales.

El cementerio El Salvador (Ovidio Lagos 1840) vuelve a abrir sus puertas este sábado 8 de junio a las 10 para una nueva visita guiada diurna, con el objetivo de poner en valor la cultura, historia y arquitectura de la necrópolis ubicada a metros del parque Independencia. Es una actividad gratuita, sin inscripción previa y se suspende por lluvia.

En esta oportunidad, además del recorrido habitual, se visitarán las sepulturas de grandes autoras y autores de la poesía y la narrativa local, en el marco del Día del Escritor y la Escritora, que se conmemora cada 13 de junio en homenaje al nacimiento de Leopoldo Lugones (1874-1938), poeta, cuentista, ensayista y novelista argentino y primer presidente de la Sociedad Argentina de Escritores.

A través de la visita se prevé un acercamiento a las obras de escritoras y escritores, mediante diversas lecturas. Estarán presentes la obra de la poetisa Emilia Bertole; las historias de la alta sociedad contadas por Elvira Aldao y la primera escritora social de la época Rosa Wernicke; también el costumbrismo y la infancia en el campo a través de Leopoldo Chizzini Melo; parte del trabajo del escritor y arquitecto Ángel Guido y de un poeta casi olvidado, Emilio Ortiz Grognet.

Sobre El Salvador

El Salvador está inspirado en los cementerios monumentales del siglo XIX y, como tal, alberga entre sus calles esculturas, plazas de mármol y construcciones de hierro muy características de la época. Podrán recorrer allí piezas de arte, así como también recorrer las tumbas de personajes ilustres de Rosario.

El cementerio es un patrimonio histórico, artístico y cultural, que convoca una vez más al público a adentrarse en vivencias pasadas que siguen vivas a través de los relatos y de los objetos y construcciones tangibles. El objetivo de esta iniciativa es poner en valor el lugar, al tiempo que realzar la historia y cultura local, manteniendo la esencia de Rosario.