Coordinador General del “Taller de Comunicación Ambiental” (Rosario).- (Especial para El Vecino)

En este número compartimos e informamos sobre tres nuevos servicios comunicacionales que hemos comenzado a brindar desde nuestra ONG. Son tres nuevas fan page que brindarán información sobre los humedales y ríos, sobre las maravillosas criaturas del mar y exclusivamente otro sobre noticias ambientales de nuestro país y del mundo…

A los tres los podés ubicar, porque todos tienen como foto de perfil  el logo de nuestra organización…Pero además dos de esas fan page cuentan con un “padrinazgo” de lujo de dos referentes en cada una de las especialidades que se abordan…

 

SOBRE “LAS ORCAS PASARON AYER…”

“Las Orcas pasaron ayer…” en está fan page encontraran  “información, relatos, historias y algo de música sobre las criaturas más maravillosas…las del mar…”…

Hace más de 30 años que viajamos a la Patagonia costera y este sitio refleja los trabajos e investigaciones de nuestras ONGs referentes, como también nuestros propios trabajos…

 

SOBRE “HUMEDALES Y RÍOS PARA LA VIDA…”

“Humedales y Ríos para la vida…” en éste encontrarán información, relatos e historias sobre los ríos y nuestros humedales…”

Nuestro compromiso con los ríos y sus humedales asociados, viene desde hace casi tres décadas y ahí reflejamos este profuso trabajo…Verán además algunos de los documentales que hemos realizado…

 

SOBRE “EL CORREO DEL SOL…”

Esta es una fan page “sobre los derechos del planeta y su seres vivientes…”

Esperamos los disfruten, los “compartan” y si les “gusta” háganlo saber.

 

 

SOBRE EL PADRINO DE “LAS ORCAS PASARON AYER…”

Es Juan Carlos López de la ciudad de Puerto Madryn…

Juan es un prestigioso naturalista argentino y pionero investigador de las orcas en Argentina. Se desempeñó como guardafauna durante 13 años en Punta Norte, Península Valdés, provincia de Chubut.

Sus investigaciones le permitieron dar a conocer a la ciencia mundial durante la Third Biennial Conference of the Biology of Marine Mammals en Seattle y en el Institute Smithsonian, (USA 1979) la técnica de varamiento intencional de orcas sobre la playa para capturar lobos y elefantes marinos y cómo las madres enseñaban dicha técnica a sus cachorros.

López se dedica hace 40 años al estudio y la difusión de la maravillosa vida de las orcas en estado silvestre y es además autor del libro : “ORCAS Entre el Mito y la Realidad”, publicado por editorial Sudamericana, y el Manual de Rescate de Cetáceos Varados.

Actualmente es Guardaparque del Área Natural Protegida el Doradillo que depende de la Dirección de Conservación de la Municipalidad de Puerto Madryn.

 

 

SOBRE EL PADRINO DE “HUMEDALES Y RÍOS PARA LA VIDA…”

Para “Humedales y Ríos para la vida…” el padrino es Elías Díaz Peña, Ingeniero, Master Science en Hidrología, especializado en Ecología.

Elías es además integrante de Sobrevivencia-Amigos de la Tierra, pertenece a la coordinación general y coordina el área ambiental de dicha organización. Sobrevivencia es una organización que pertenece a la Federación de Amigos de la Tierra Internacional.

Elías Díaz Peña junto al Arq. Oscar Rivas cofundaron “Sobrevivencia-Amigos de la Tierra” para proteger a las comunidades indígenas y prevenir acontecimientos que amenazan a los ecosistemas y los habitantes de Paraguay. Ambos fueron galardonados con el Premio Ambiental Goldman en 1992 por sus esfuerzos para proteger los ecosistemas del río Paraná y el río Paraguay

COMPARTIMOS EN ESTE NÚMERO LOS DOS ESCRITOS QUE AMBOS NOS ENVIARÁN EN ADHESIÓN A ESTOS DOS NUEVOS EMPRENDIMIENTOS COMUNICACIONALES DE NUESTRO “TALLER DE COMUNICACIÓN AMBIENTAL”

 

 

 

“LAS ORCAS PASARON AYER…”                  

 

Por Juan Carlos López

Soy Juan Carlos López, el padrino de “Las Orcas Pasaron Ayer” una maravillosa creación del gran amigo del alma Sergio Rinaldi a quien agradezco muchísimo haberme brindado ese honor.

El nombre de este Facebook, sin duda alguna, ¡es perfecto! ya que cada año, en plena temporada de orcas, cientos de personas hacen guardia durante horas en Punta Norte o Caleta Valdés, en Península Valdés, para intentar verlas. Sin embargo muchos de ellos cuando llegan se enteran que “Las Orcas Pasaron Ayer”.

La pregunta más frecuente es: ¿Hoy hay orcas?, ¿A qué hora pasan?, ¿Van a atacar?

Es verdad que las orcas en plena temporada de verano pasan patrullando o buscando alimentarse con lobos marinos. También es verdad que esto no sucede todos los días, es notoria la desilusión de la gente cuando se les dice “Las Orcas Pasaron Ayer”. Se evidencia la desilusión pero, al día siguiente, reinician la espera y la misma consulta al guardafauna, recibiendo la misma respuesta: “Las Orcas Pasaron Ayer”. ¡Pero cómo puede ser si estuvimos ayer!, pero la paciencia humana tiene límites y cansados de esperar y atrapados por la ansiedad, se fueron antes de que la marea baje totalmente y a los minutos que ellos partieron ¡pasaron las orcas!

Debemos tener en cuenta que, por suerte, las orcas están libres y en esa condición se desplazan hasta más de 100 km por día, lo cual sumado a los 400.000 km2 que abarca su territorio, hay que tener suerte si al llegar a los 200 metros de extensión que tiene el mirador de la reserva las orcas están pasado.

Eso sí, la emoción cuando logran observarlas es imposible de describir. Las personas quedan como paralizadas y solo atinan a mirar entre perplejas y maravilladas como las grandes aletas dorsales cortan la superficie del mar y sus hermosos e hidrodinámicos cuerpos negros y blancos, aparecen y desaparecen.

Ver un varamiento intencional para capturar lobos o elefantes marinos es ver una acción que involucra una refinada técnica que sólo las orcas de Península Valdés y las que frecuentan las Islas Crozet, en el Océano Índico llevan a cabo. Sólo estas dos poblaciones realizan tan sofisticada y peligrosa técnica de captura de sus presas y sólo se puede apreciar entre febrero y fines de abril y entre agosto y octubre en ese maravilloso lugar que es Península Valdés, Patrimonio de la Humanidad, considerando que las islas Crozet no son tan accesibles al turismo.

Si cuando llega les dicen “Las Orcas Pasaron Ayer” regresen al día siguiente y si reciben la misma respuesta piensen que ellas, al igual que ustedes, están libres y eso marca la enorme diferencia de verlas encerradas en piletas de concreto en esos lamentables lugares llamados acuarios u oceanarios.

La aventura de ver orcas también encierra encontrarse con la noticia que ¡Las Orcas Pasaron Ayer!

Les aseguro que vale la pena intentarlo ya que el paisaje, la fauna y el sólo hecho de visitar un Patrimonio de la Humanidad, por sí solo indica que es una excelente decisión. Si además ven las orcas, les aseguro, ¡significa un momento mágico e inolvidable!

 

EL VALLE CENTRAL DE LA CUENCA DEL PLATA Y SU SISTEMA DE HUMEDALES.-

Por Elías Díaz Peña

Entre el Gran Chaco y los sistemas de cerrado y la Selva Atlántica, corre el valle central de la Cuenca del Plata, que contiene el mayor sistema continuo de humedales del planeta. Este sistema de humedales abarca unos 400.000 kilómetros cuadrados en tres zonas climáticas, tropical, sub tropical y templada, a lo largo de más de 3.000 kilómetros, desde el Gran Pantanal  del  Alto Paraguay hasta el Delta del Río Paraná en el Río de la Plata. Este corredor de humedales constituye un continuo hídrico y biológico de fundamental importancia para el mantenimiento de la calidad de vida, la seguridad, la alimentación y la provisión de agua de sus más de 25 millones de habitantes, pertenecientes a diversos pueblos y culturas, y es además uno de los mayores reservorios de biodiversidad de la tierra.

La importancia del sistema ha llevado a un creciente reconocimiento Internacional. La Recomendación 2.85 del II Congreso Mundial de la Conservación de UICN, Amman, Jordania, 4 al 11 Octubre de 2000, reconoce la existencia y prioridad de “el corredor de humedales más importante del mundo, desde el Pantanal de Mato Grosso hasta el Río de la Plata” y convoca a la aplicación del criterio de uso racional y la cooperación internacional establecidos por la Convención sobre los Humedales (Convención Ramsar).

Diversos pueblos y culturas han habitado estos territorios durante siglos, formando parte armónica de su estructura viva, utilizando lo que se necesita sin destruir las fuentes de sustento. Los pueblos indígenas se han especializado en el uso sustentable de sus bienes naturales. A pesar de lo poco que se conoce, todo indica que la diversidad cultural, las diversas técnicas y modos de manejo practicadas por los pueblos nativos y la diversidad biológica están relacionadas estrechamente. Esto incluye el desarrollo de técnicas agrícolas y hortícolas, de pesca, caza y recolección, íntimamente vinculadas con las características ambientales de la región; con los sistemas sociales y económicos de reciprocidad; con el principio de la territorialidad abierta, que facilita la movilidad de cada grupo local en varios ambientes naturales (ecosistemas regionales) según la época del año y con circunstancias políticas y de “oferta” de productos que se quiere obtener. Es posible aquí, inclusive, que naciones indígenas distintas compartan los mismos ecosistemas, utilizando recursos diferentes en la misma época del año o en estaciones distintas.

A los pueblos indígenas se han sumado durante los últimos 500 años, diversas comunidades tradicionales no indígenas, como los pescadores, pequeños ganaderos, navegantes, que también han aprendido a convivir con los ecosistemas que los sustentan, pues su uso de los territorios es adecuado y basado en la equidad y el mantenimiento del equilibrio ambiental.

En síntesis, el Sistema de Humedales Paraguay-Paraná, con su rica diversidad biológica étnica y cultural, constituye una unidad hidrológica, ecológica, cultural y poblacional que es una condición fundamental para el mantenimiento de los ciclos hidrológicos, la calidad ambiental, la conservación de la biodiversidad y la sustentabilidad de los ecosistemas y de las comunidades, por lo que su conservación es esencial.

En territorio paraguayo, este sistema de humedales incluye diversos sub-sistemas. Uno de los más conocidos por su importancia ecológica, es el Gran Pantanal del Alto Paraguay, que conforma la porción tropical más al norte de todo el sistema, ubicado principalmente en los Departamentos de Alto Paraguay, Concepción, Presidente Hayes y San Pedro.

El Valle central de la Cuenca del Plata contiene, además del Sistema de Humedales, una serie de Islas elevadas, que conforman áreas de extraordinario valor desde el punto de vista de la diversidad biológica.

Una de las islas elevadas en el Valle Central de la Cuenca del Plata, es el bioma de la Selva Central del Paraguay, que es en realidad un conjunto de ecosistemas diversos como selva alta subtropical sub húmeda, relictos del cerrado, humedales, sabanas húmedas y bosques de galería. La selva central está constituida por una serie de mesetas de arenisca de escasa altura, la de Los Altos, la de Yvytypanemá y la de Asunción.

La importancia particular de la Selva Central del Paraguay desde el punto de vista de la diversidad biológica se deriva de la calidad de relicto que tienen algunas zonas y del hecho que el bosque originario de la región es una selva con características únicas con muchos endemismos debidos a su aislamiento de la gran masa boscosa de la selva paranaense, de la cual estuvo siempre separada por extensiones importantes de sabanas húmedas

Otra parte importante del Sistema de Humedales del Valle Central de la Cuenca del Plata en el Paraguay, son los llamados humedales del Ñeembucú. Este sistema de humedales es parte del abanico aluvial (paleocauces) del río Paraná en su embocadura en el río Paraguay y constituye un área de gran importancia y valor del Sistema de Humedales Paraguay-Paraná, en su tramo central.

Los esteros del Ñeembucú, tienen una extraordinaria riqueza en agua de alta calidad, en biodiversidad de nivel planetario y en producción de peces y otras fuentes de alimentación.

Sus funciones son múltiples:

El Sistema de Humedales del Valle Central de la Cuenca del Plata, es responsable de la regulación de caudales de los ríos Paraguay y Paraná medio e inferior, atenuando tanto las crecientes como los estiajes pronunciados, protegiendo a las ciudades y comunidades ribereñas de inundaciones y de bajantes catastróficas.

Este sistema de humedales es uno de los mayores reservorios de diversidad biológica del planeta, por lo que sin lugar a dudas, lo podemos calificar como el mayor tesoro natural de la Cuenca del Plata; Los humedales del sistema, son procesadores biológicos de contaminantes, produciendo agua limpia para millones de personas y para la vida acuática. Su inmensa diversidad biológica ha dado lugar al desarrollo de una gran diversidad cultural, con numerosos pueblos indígenas y comunidades tradicionales que hoy comparten este territorio con poblaciones urbanas.

Estos humedales son también productores de alimentos, pues de ellos depende la abundancia de pesca, que es la base de la soberanía alimentaria de millones de personas que viven en o alrededor del Sistema de Humedales Paraguay-Paraná.

 

TALLER DE COMUNICACIÓN AMBIENTAL

 

tallerdecomunicacionambiental@gmail.com