Con un nuevo reclamo de “Memoria, Verdad y Justicia”, se llevó a cabo en el salón Puerto Argentino con la presencia la comunidad de Daia y autoridades locales.

En principio, se hizo un minuto de silencio por las 85 víctimas del atentado ocurrido a las 9,53 del 18 de julio de 1994 en la sede de la Amia, en Buenos Aires. Luego se entonaron las estrofas del Himno Nacional Argentino.

Estuvieron presentes el presidente del Concejo Municipal, Alejandro Rosselló, la intendenta Mónica Fein, el ministro de Justicia de la provincia, Ricardo Silberstein, quienes hicieron uso de la palabra.

Además de distintas manifestaciones de las juventudes de la colectividad, se realizó una oración en la que participaron integrantes de la Mesa Interreligiosa de Rosario. Entre ellos, el rabino Natalio Kanzepolsky, el arzobispo de Rosario Eduardo Martín, los pastores Carlos Ahuban y Luis Vázquez, el imán de la Comunidad Islámica del Gran Rosario, Walter Callieri y el padre Alejandro Saba, entre otros.

El acto, organizado por la filial rosarina de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (Daia), contó con la intervención de su presidente Gabriel Dobkin. En su discurso, el representante clamó una vez más por la investigación del atentado y el juzgamiento de los responsables.

Rosselló agradeció por la decisión de la Daia local de hacer el acto conmemorativo en el Palacio Vasallo para “mantener viva la memoria del atentado”. Y se refirió a la importancia de continuar con los reclamos de Justicia para que “a las víctimas no se las mate dos veces, por la muerte en sí misma, y por la indiferencia”.

Por su parte, la intendenta resaltó que el nuevo recordatorio por el atentado se realice en el Concejo, “en ese lugar tan emblemático adonde está representada la voluntad popular”. Recordó aquella jornada “en que el cielo se oscureció y nada volvió a ser igual en la Argentina”.

Por su parte, Silberstein se refirió a la importancia de continuar exigiendo Justicia, y a la herida que dejó en toda la comunidad argentina el atentado y su posterior impunidad, en cuanto a la falta de respuestas.

El ministro hizo un extenso recorrido sobre el impacto que generó ese acontecimiento tan violento para nuestra sociedad. Y mencionó aspectos luminosos y también oscuros de nuestro país como lo son “la intolerancia, el fascismo y el antisemitismo” presentes en distintos momentos de nuestra historia.”El totalitarismo siempre acecha”, apuntó.

Al mismo tiempo manifestó su esperanza y lo citó a Primo Levi, en cuanto a la importancia de avanzar en leyes que sirvan a nuestro país a vivir mejor, “y que hagan menos miserables a los miserables y menos poderosos a los poderosos”.

Junto al presidente del cuerpo Alejandro Rosselló, participaron los ediles Carlos Cardozo, Germana Figueroa Casas, Agapito Blanco, Ana Laura Martínez y Roy López Molina, de Cambiemos, Roberto Sukerman, del Frente para la Victoria-PJ; Verónica Irizar, del bloque Socialista; y María Eugenia Schmuck, del bloque Radical. Además participaron legisladores, y funcionarios provinciales y municipales.

El acto estuvo enmarcado por una serie de paneles con fotografías y textos periodísticos, afiches y consignas que atravesaron el cuarto de siglo de lucha por esclarecimiento del peor atentado terrorista de la historia de la Argentina; y que ocurrió dos años después al perpetrado contra la Embajada de Israel.

También se exhibió un video con imágenes y hacia el final, dos jóvenes cantaron “Honrar la vida”, de Eladia Blázquez.